lunes, 19 de febrero de 2007

Buñuelos de viento (o de cuaresma)







Ingredientes
  • 250 gr. de agua
  • corteza de limón
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita (de postre) de azúcar o vainillina azucarada
  • 4 huevos
  • 160 gr. de harina

Elaboración

  1. En una cazuela colocamos el agua y la corteza de limón y la colocamos en el fuego hasta que hierva. Una vez ha hervido, dejamos unos minutos en reposo para que el agua tome el sabor a limón. Pasado este tiempo, retiramos la cáscara del agua.
  2. Introducimos la mantequilla en el agua y ponemos la cazuela a fuego suave. Removemos continuamente para que el agua no llegue a hervir. Esto es muy importante, ya que si hirviera la mantequilla se cortaría. Una vez derretida la mantequilla por completo, apartamos la cazuela del fuego.
  3. Echamos la harina de golpe sobre la mezcla de agua y mantequilla. Se revuelve con movimientos rápidos hasta obtener una masa homogénea que se despega de las paredes de la cazuela.
  4. Incorporamos los huevos a la masa anterior de uno en uno. Es importante no incorporar un huevo a la masa hasta que el anterior ha sido absorvido completamente.
  5. En una sartén o freidora vamos echando montoncitos de masa ayudándonos con dos cucharillas. El aceite no deber estar muy caliente, a unos 160º. Si freimos en una sartén hay que ir apartándola del fuego cuando se echa la masa y volver a colocarla sobre éste para que se doren.
  6. Un vez los buñuelos están dorados se pasan por azúcar en grano.


Notas

  • Los buñuelos se han de consumir en el mismo día o como máximo el día posterior a su elaboración.
  • Una vez fritos también pueden rellenarse de crema con la ayuda de una boquilla alargada.
  • Esta masa es la misma de las lionesas o profiteroles. Para su elaboración se siguen los mismos pasos, pero en lugar de freir, se realizan montoncitos sobre una placa de horno con la ayuda de una manga pastelera. Se hornean durante 35 o 40 min. asegurándonos de que esten bien hechos por dentro. Se abren por la mitad y se rellenan al gusto (nata montada, crema, trufa). Por último se espolvorean con azúcar glass o se cubren con chocolate fundido.

1 comentario:

Rolo dijo...

Me gusta tu blog, pero tu me gustas mas!

Rolo